bio

Artículo de Mireia Puente Vilardell publicado en Febrero de 2021 sobre mi trabajo de 2020 y 2021.

Hace tiempo escribí un artículo sobre la obra del artista plástico Jordi Costa. Releyendo aquel escrito, me he topado con la siguiente frase: «

Definiría el trabajo de Jordi Costa como elegante, de simplicidad querida y honesta, terriblemente intensa, y por encima de todo existencialista»

Por qué destaco este fragmento? Pues me ha resultado curioso ver como a pesar de que su obra ha teñido de una nueva estética, su esencia sigue siendo la misma, y ​​es precisamente esto lo que lo hace inconfundible, lo que le da un sello propio y estructura su proceso creativo.

Después de una reciente etapa de la más absoluta simplicidad, de silencio y dualidad entre un proceso de recogimiento y al mismo tiempo de expansión de uno mismo, de un retorno a los inicios y la nada para captar justamente el todo, Jordi Costa vuelve a hacer un pequeño giro inesperado.

Actualmente la obra de este artista se ha llenado de veladuras, de capas de significación, de texturas y matices. Trabaja a partir de diferentes sedimentos de pintura y masilla que cuidadosamente dejan ver las anteriores pieles que lo han hecho crecer. Y en medio de este valioso sustrato, emergen formas y geometrías, representaciones gráficas que como si fueran los planos de una nueva edificación o civilización nos hablan de futuro y esperanza.

Con los blancos de la anterior etapa, Jordi Costa allanó el terreno, un espacio al que ahora hay integrado el paso del tiempo, compactado y repuesto, lo que nos cuenta quiénes somos y al mismo tiempo nos permite proyectar un nuevo comienzo. Nuevas formas que emergen blancas, puras y luminosas, y que por contraste se convierten en magnéticas.

Ya en el anterior artículo me referí a la obra de Jordi Costa como el producto de un proceso creativo estrechamente ligado a su experiencia vital, una obra contada en primera persona. Creo realmente que este es su motor principal y su destino final, se trata de conseguir según sus propias palabras de «calmar la mente».


Artículo de Mireia Puente Vilardell publicado en Mayo de 2017 sobre mi trabajo de 2016 y 2017.

Las otras palabras…., Los que pretenden explicar lo que es justamente inexplicable..

A veces pienso de qué material serían algunas personas, asociado a su personalidad; sí ya sé que puede ser es una tontería, pero me resulta estimulante y divertido. En el caso de Jordi Costa tengo claro que su material sería el cristal: elegante, transparente, de apariencia sensible y delicada, incluso vulnerable, pero con la increíble capacidad de permitir que la luz que él puede captar lo atraviese y nos llegue a los que estamos a su alrededor, incluso transformado en múltiples tonalidades.

La obra de Jordi Costa es el resultado de su experiencia vital, y los diferentes ciclos relatan diferentes etapas de su vida, con momentos para el sufrimiento y también para la felicidad, o porque no por la pasión.

Artista autodidacta, con claras capacidades creativas, Costa ha hecho de la experimentación su leitmotiv. Su voluntad siempre ha sido hablar de los sentimientos en primera persona, consiguiendo una gran honestidad y autenticidad. Son piezas que salen de muy adentro, con una fuerte carga emotiva.

Dos de sus grandes referente pictóricos son Antoni Tàpies y Alberto Burri, muy evidentes en su obra, tanto por la técnica como por los acabados, aunque obviamente el artista sabe otorgar a sus creaciones un sello propio.

Definiría el trabajo de Jordi Costa como elegante, de simplicidad intencionada y honesta, terriblemente intensa, y por encima de todo existencialista.

La técnica que lo hace posible.

Trabaja tanto sobre lienzo como sobre madera, dependiendo de los materiales pictóricos escogidos para la obra. Cuando trabaja con mucha textura coge la madera que le da más resistencia.

Utiliza técnicas pictóricas propias de la obra de los expresionistas abstractos o informalismo abstracto: pintura matérica, grattage, intervenciones al apoyo, gestualidad, inclusión de nuevos materiales y / o objetos. También hace uso del ensamblaje, sobre todo en sus últimas creaciones, donde introduce medias de nylon antiguas, zapatos, guantes o todo lo que le puede ayudar a crear la atmósfera deseada.

La etapa actual: el erotismo.

Actualmente Jordi Costa nos habla de feminidad, de fetichismo, sensualidad, erotismo, a veces incluso introduce el tema del grotesco o la agresividad.

La mujer de Costa es poliédrica, compleja, glamurosa, delicada y resistente a la vez. Una mujer quizá imaginada o quizás real, no importa, una mujer.

«Esconderse de todo, a veces».

Jordi Costa se esconde detrás de sus cuadros, pero no para ocultarnos sus inquietudes, sino para expresar lo que no puede explicar con palabras, lo que sólo se puede explicar con el lenguaje del alma, el más puro, el más auténtico, el más universal: el Arte.’


Webs con exposicón permanente
Show Room a artxtu.com Obras de 2018 en el Show Romm de ARTxTU.cat de Mireia Puente Vilardell


Próximas exposiciones
Eurostars Grand Marina Hotel, Barcelona, prevista para el otoño de 2021
Centre Cívic cotxeres Borrell, individual, 5 a 27-10-2021


Exposiciones realizadas
La Puntual, Sant Cugat del Vallès, individual, 20-06-2020 al 12-07-2020
Centre Civic Pere Pruna, Barcelona, con Mercè Pla (escultura) y Jesús Cuenca (pintura), 9 a 31-01-2020
Hotel Eurostars Madrid Tower, Madrid, ‘Torres d’autor‘ colectiva de escultura, 2021
Espai [b], Barcelona, colectiva, 21-11-2019 al 10-01-2020
Chez Xefo, Barcelona, individual, 5-12-2019 a 10-01-2020
CT Artgallery, Reus, colectiva de pintura y escultura, 10-2019
Premi de pintura Canyelles 2019, Canyelles, colectiva, 05-2019 
Abartium Galería, Calldetenes, colectiva, 01-2019 a 02-2019
Blanca by Eray, Sant Cugat del Vallès, colectiva, 12-2018 a 01-2019
Eurostars Grand Marina Hotel, Barcelona, individual, 06-2018 a 08-2018
Ateneu SantCugatenc, Sant Cugat del Vallès, colectiva, 06-2018
Blanca by Eray, Sant Cugat del Vallès, dúo con Xavier Puente, 04-2018
Blanca by Eray, Sant Cugat del Vallès, colectiva Il, 12-2017 a 01-2018
Blanca by Eray, Sant Cugat del Vallès, colectiva I, 09-2017 a 11-2017
Hotel Sant Pere del Bosc, Lloret de Mar, individual, 08-2017 a 10-2017
Ateneu Sant Cugatenc, Sant Cugat del Vallès, individual, 12-2016 a 01-2017
Peacock Rubí Art Festival 2016, Rubí, colectiva, 09-2016 a 10-2016
Centre Cívic Pere Pruna, Barcelona, individual, 04-2016
Pou d’Art, Sant Cugat del Vallès, individual, 01-2016 a 02-2016
Casa Usher, Barcelona, individual, 11-2015 a 12-2015
ab Galería, Granollers, individual, 06-2015 a 08-2015
La Cultural, Sant Cugat del Vallès, individual, 05-2014
Talent&Co, Barcelona, individual, 02-2014 a 03-2014
Nostalgias, Sant Cugat del Vallès, individual, 06-2014 a 07-2014
Cambalache, Sant Cugat del Vallès, individual, 07-2014
Bones Idees, Sant Cugat del Vallès, individual, 07-2014
Can Batllò, Barcelona, colectiva, 03-2013 a 04-2013
Centre Cívic de Sants, Barcelona, colectiva inaugural, 04-1984


Colaboraciones
Portada del libro «El Fémur de Eva» de la escriptora y guionista Fani Grande
Encargos para Claudia de Sousa en el projecto Flat #503
Encargos del estudio de Raúl Martins, en el projecto de Casa Decor 2020

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.